Bienvenida

   El Triángulo Masónico Rectificado “Lux Veritatis” quedó constituido en la ciudad de  Zaragoza, oído el Gran Capítulo de la Orden, mediante Decreto del Serenísimo Gran Maestro (Decreto número 2017/03 de 7 de Octubre), quedando inscrito en el Registro de la Orden con el número 16, ante la solicitud de tres Hermanos Maestros Escoceses de San Andrés zaragozanos, que ya practicaban el Rito Escocés Rectificado, y que se unieron con la voluntad de desarrollar sus Trabajos masónicos en dicha ciudad observando la más estricta fidelidad a los principios enunciados y decretados en los Conventos fundacionales del Régimen Escocés Rectificado, trabajando para ello bajo los auspicios del Gran Priorato Rectificado de Hispania. 

   El Triángulo se rige por los Antiguos Usos, Deberes y Costumbres recogidos en el Código Masónico de las Logias Reunidas & Rectificadas de Francia tal como fue aprobado por los Diputados de los Directorios de Francia en el Convento Nacional de Lyon en 1.778 y proclama su fidelidad a la Regla Masónica al uso de las Logias Rectificadas (Convento de Wilhelmsbad de 1.782).

   Un Triángulo masónico se constituye en la ciudad donde el número de Hermanos no sea suficiente para constituir una Logia, siendo su Objeto ser la simiente de una futura Logia, trabajando en la perfección masónica, moral y espiritual de sus miembros, y dependiendo de una Logia constituida, patentada y consagrada, hasta el día en que pueda convertirse en una Logia propia.

   Por ello, nuestro Triángulo depende, conforme a las especificaciones del Régimen Escocés Rectificado, de nuestra Logia madre, la Justa y Perfecta Logia “Caballeros de la Rosa” número 1, situada en el Oriente de Madrid.

   En nuestro Taller no se habla de religión ni de política. Utilizando el método masónico cristiano, se trabaja en erradicar de nosotros las pasiones, vicios y defectos más opuestos al carácter de un verdadero masón, y en la enseñanza de una moral y conducta social que estén llenas de los principios de la institución masónica, para la búsqueda de esa auténtica Luz de la Verdad (“Lux Veritatis”), y en nuestro acercamiento a ella a través de la práctica de la Virtud. No se trata de atesorar conocimientos, sino de interiorizarlos, en una vía iniciática masónica y cristiana en la que hay un ayer, el Hombre con Dios, en la contemplación permanente de la Luz de la verdad; un hoy, el Hombre caído, en ruptura con Dios, y un mañana: el Hombre reconciliado con Dios.

   Nuestra actividad está vinculada al desarrollo de un método: el método masónico, que se basa en la práctica de un ritual en el que se participa físicamente con unos movimientos, actitudes y palabras, en un espacio-tiempo sagrado. El método masónico crea un ambiente donde cada hermano aprende sobre sí mismo, clarifica su posición ante Dios, el Universo y el Hombre, y se mantiene alerta al tiempo que experimenta emociones.

   No hacemos proselitismo ni captamos miembros; quien desee recibir información o alguna aclaración, o voluntariamente esté interesado en formar parte de nuestro Triángulo, puede contactar con nosotros a través formulario de contacto.

© 2018 - Diseño: nuestr@web.net - Imágenes y contenidos: GPRDH